[2002-2004] Impact of global change on the coastal areas of Río de la Plata. Sea level rise and meteorological effects

Impact of Global Change on the Coastal Areas of the Río de la Plata: Sea Level Rise and Meteorological Effects.

Financiado por la Agencia Internacional AIACC (Assessment of Impact and Adaptation for Climate Change), proyecto LA26, 2002-2004. En colaboración con: Departamentos de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos y Geología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales-UBA, Laboratorio de Modelación Matemática de la Facultad de Ingeniería de la UBA.

El objetivo general del proyecto es el análisis de las grandes inundaciones en la ribera del Río de la Plata en función del cambio climático regional observado y estimado para el futuro, conducente a la recomendación de líneas de acción que permitan reducir los daños socioeconómicos de estos eventos.

Hasta el presente, la planificación en cualquier actividad afectada por el clima, tenía como supuesto que las series de los parámetros climáticos sean estacionarias (esto implica asumir que el clima futuro será igual que el clima pasado). A partir del actual cambio climático que se origina en la emisión antrópica de gases de efecto invernadero (GEI), esta suposición ya no es válida y para estimar el clima futuro se debe recurrir a métodos mas sofisticados. Aún con limitaciones la mas creíble metodología es la que se basa en el desarrollo de escenarios para el futuro. Por lo tanto, los tipos de inundaciones que se analizan, son aquellos cuyos forzantes climáticos pueden ser aceptablemente representados en los escenarios climáticos del futuro con el actual estado del conocimiento.

El proyecto está siendo ejecutado por un equipo multidisciplinario estructurado en cinco grupos: Meteorología, liderado por la Dra. Bischoff y el Dr. Vargas (FCEyN), Hidrología por el Dr. Menéndez (FI), Climatología por el Dr. Barros (FCEyN), Geografía por la Dra. Natenzon (FFyL) y Geología de Costas por el Dr. Codignotto (FCEyN).

El Río de la Plata es un curso de agua cuyo ancho en la zona superior es de más de 40 km, llegando a aproximadamente 200 km en su desembocadura al Océano Atlántico. Su caracterización como río proviene del carácter dulce de sus aguas en la zona superior e intermedia, producto del gran aporte de sus dos tributarios principales: los ríos Paraná y Uruguay, que totalizan un caudal medio de alrededor de 23000 m3/s, impidiendo la penetración de la cuña salina, que queda confinada a la zona exterior del río. Por lo demás, el principal forzante de su régimen hidrodinámico es la onda de marea oceánica, con componentes astronómicas y meteorológicas. En consecuencia, las inundaciones de sus márgenes se corresponden con las típicas inundaciones de zonas costeras, provocadas por las ondas de tormenta. De todos modos, es necesario tener en cuenta la deriva neta provocada por los afluentes.

Los escenarios de riesgo de inundaciones están caracterizados, entonces, por la recurrencia de las ondas de tormenta, siendo las principales, por lejos, las asociadas a las “Sudestadas”, asociadas a vientos intensos y persistentes desde la dirección sudeste, que justamente coincide con la dirección del eje del río.

El Río de la Plata está experimentando un incremento de su nivel medio por el aumento del nivel del mar y por el cambio en la dirección de los vientos estacionales predominantes y el incremento del caudal de los tributarios principales. Además, se está incrementando la frecuencia de las ondas de tormenta. Estos efectos significan una mayor vulnerabilidad de la zona costera a las inundaciones.