1999-03-21-Un servicio para pocos

21/03/1999

• Sociedad

Un servicio para pocos

Claudia Natenzon es directora del Programa de Investigaciones en Recursos Naturales y Ambiente de la carrera de Geografía en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Suena contundente cuando afirma: El agua se ha transformado en una mercancía.La geógrafa explica: Que haya buena disponibilidad de agua, como sucede en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, no significa que todos puedan tenerla en sus casas.Las cifras del Anuario Estadístico del INDEC de 1998 parecen darle la razón: en la Capital Federal, por ejemplo, prácticamente el total de la población cuenta con los servicios básicos de saneamiento. En el Gran Buenos Aires, en cambio, sólo la mitad de los habitantes tiene agua potable. En cuanto al servicio de cloacas, la cifra es aun menor: apenas beneficia a un 26,9 por ciento del conurbano. En todo el país, el 66,2 por ciento de la población tiene agua siempre que abre la canilla.Natenzon insiste: Escasez de agua no es lo mismo que escasez de servicio.La investigadora no duda de las voces de alarma que advierten sobre la falta de agua para el tercer milenio. Pero también sostiene que en el manejo del agua, son más decisivas las relaciones económicas, sociales y políticas, que la disponibilidad misma del bien. ¿Que el agua complicará las desigualdades entre países? Es probable. Es de esperar que las regiones subdesarrolladas no tengan recursos para ofrecer a cambio. Pero esa es ya una cuestión de derechos humanos. El mundo tendrá que tomar medidas si quiere evitar una tiranía del agua, advierte.

https://www.clarin.com/sociedad/servicio-pocos_0_Bypx-WAxCtx.html
[Accessed 28 Mar 1999]