[1995-1997] Marco biogeográfico y conservación del territorio en Argentina. Situación actual.

"Marco biogeográfico y conservación del territorio en Argentina. Situación actual".

Subsidio UBACyT otorgado en la convocatoria 1995-1997

Investigadores

Prof. Claudia E. Natenzon, geógrafa
Dra. Natalia Marlenko, geógrafa
Lic. Claudio Daniele, biólogo
Lic. Elvira Gentile, geógrafa
Lic. Silvia González, geógrafa
Investigadores alumnos: Cristina Belfonte, Julián Masaldi Fuchs y Germán Palé

Síntesis de los resultados

En primer lugar se llevó a cabo el relevamiento de los materiales a utilizar. Este fue realizado in situ y a distancia. El relevamiento de bibliotecas se realizó en 12 instituciones especializadas de Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata, mediante un esquema único diseñado tomando en cuenta las necesidades del proyecto y las posibilidades del programa informático a utilizar como base de datos. El relevamiento a distancia se realizó enviando una solicitud standard a 228 direcciones de investigadores y centros de investigación vinculados a la problemática en estudio de Argentina y otros países, solicitud que obtuvo un 10% de respuesta. Dicho porcentaje es considerado como muy aceptable por los standars establecidos para este tipo de consultas.

La información obtenida en este primer relevamiento se fue volcando en una base de datos construida mediante el programa MICROISIS. A la fecha (junio de 1998) dicha base a cuenta con 549 registros.

En paralelo al trabajo de recopilación y armado de la base bibliográfica, se analizaron aspectos teóricos, conceptuales y metodológicos de la "ciencia biogeográfica", con el fin de identificar parámetros que permitieran evaluar la validez de cada uno de los trabajos que potencialmente podrían ser utilizados en la caracterización de la biogeografía argentina.

Como producto de este análisis se elaboró un cuestionario de evaluación a través del cual llevar a cabo dicha tarea. El cuestionario quedó formado por cinco secciones. En la primer sección se identifica el criterio de clasificación utilizado en el trabajo; en la segunda, la metodología utilizada; en la tercera, las unidades biogeográficas resultantes; y en la cuarta, el mapa elaborado. La quinta sección incluye un resumen del trabajo analizado. La aplicación del cuestionario de evaluación permitió seleccionar con un una misma técnica los trabajos utilizables en el proyecto; los resultados se muestran en el siguiente cuadro:

DOMINANCIA/CODOMINANCIA

REGISTROS
ASIGNADOS(*)

RESULTADO
DE LA PRIMERA SELECCION

RESULTADO
DE LA EVALUACION

1.Arbórea

214

85

30

2.Arbustiva

52

25

4

3.Herbácea

71

A
ser completado

A
ser completado


4.Arbórea-Herbácea

62

A
ser completado

A
ser completado


5.Arbustiva-Herbácea

114

42

11

6.Sin
dominancia

50

38

8

(*) La sumatoria de registros por dominancia es necesariamente mayor que el total de registros de la base ya que varios trabajos se refieren a más de una dominancia.

Los registros que componía la base de datos al momento de reasignarlos por dominancia eran 463. A continuación este número fue variando en función del análisis a que eran sometidos los trabajos y de la identificación durante el desarrollo de las tareas, de nuevos trabajos válidos.

El informe final completo incluye los siguientes capítulos: 1. Marco conceptual y discusión metodológica. 2. Los trabajos a escala nacional. 3 Los trabajos a escala de dominancias. 4. Conclusiones (sobre la base bibliográfica, la historia del conocimiento biogeográfico de Argentina y la caracterización de los grandes ecosistemas o biomas que constituyeron el país antes de los grandes cambios producidos por su desarrollo socio productivo).

Las principales conclusiones obtenidas en esta investigación son las siguientes:

El análisis del cuerpo bibliográfico desarrollado en las últimas décadas ha permitido definir que para la escala nacional, los estudios biogeográficos en sentido estricto ya no son válidos, toda vez que 1) los avances en los métodos aplicados por esta disciplina requieren unidades territoriales de análisis a mayor escala (mayor detalle); 2) los resultados obtenidos para estas áreas particulares no son generalizables a escalas menores sin resignar rigurosidad y precisión; 3) el grado de artificialización / transformación en el que se encuentra el territorio argentino desestima la posibilidad de hablar de "biota natural" en sentido estricto y, también, de deslindar fácilmente las formaciones "originales" de las "transformadas".

En consecuencia, a escala nacional la caracterización de las homogeneidades/heterogeneidades del medio natural, como base de sustentación productiva y poblacional, debe realizarse a partir de categorías de análisis de tipo integrales -como la de paisaje, biomas o grandes unidades ambientales, ya propuestas en la década del 60 por Morello y Adámoli (1968)-, que incorporan los aspectos biogeográficos como uno más y en su relación con otros rasgos naturales (clima, agua, suelo, relieve, etc.), poniendo el énfasis en los procesos y las estructuras del medio, y en el uso -histórico- de que han sido objeto. Para la vinculación entre escalas y predominancia de determinados factores, resulta más adecuado el uso de un tipo de criterio clasificatorio que hemos denominado "de la componente principal" (siguiendo criterios de Movia 1981 y MOPU 1990, entre otros) según el cual, para cada escala de análisis hay un componente o factor del medio físico que determina en mayor medida que el resto la configuración de los distintos escenarios naturales. A través de la identificación jerárquica de dicho componente principal, se van delimitando unidades de paisaje. Este criterio es coherente con el que sostiene la tecnología de los SIG (sistemas de información geográfica).

Base Bibliográfica

Constituye uno de los resultados del proyecto y consta actualmente de 549 registros. Se encuentra disponible en formato Microisis y puede ser consultada en esta página, en formato texto.